Blog de Senderismo en Familia en Cartagena

Empezamos a hacer senderimo para fomentar nuevas experiencias vividas en familia en un entorno de Naturaleza; tener recuerdos comunes que unan a la familia; buscar un hobby común que nos guste practicar juntos; rescatar rincones cercanos pero desconocidos... ¡y mantenernos en forma! El objetivo de este blog es registrar y dar a conocer las diferentes rutas que hay en nuestra Región de Murcia, para practicar en familia el senderismo de forma sencilla, incluso con los más pequeños. Todo ello, de la mano de la familia Richart-Rodríguez.

domingo, 23 de septiembre de 2007

Subida al Roldán (primer intento)

En septiembre realizamos la subida al monte Roldán, que se alza presidiendo el espacio de Tentegorra (Cartagena).

En realidad, la segunda. La primera fue un intento... un vagabundeo sin pretenderlo por un camino que acabábamos de descubrir: ¡un sendero interesante a 5 minutos de casa! Tras un ratito de paseo, al que acudimos sin agua y sin calzado adecuado, prometimos que debíamos volver otro día. Y este día llego, en septiembre (varios meses después).

El camino parte de Tentegorra. Justo antes de llegar al parque, tomas el desvío a la derecha, hacia Canteras. Pronto verás la intersección que baja por la izquierda, desde el propio parque. En la esquina, hay una parada de autobús, junto a unas casas. En el primer desvío a la izquierda, junto a estas casas, comienza el camino de tierra. Enseguida hay un ensanchamiento donde se puede dejar el coche.

El camino en su primera parte es llano (teniendo en cuenta que siempre vas subiendo). Pronto llegas al primer desvío, en una arboleda junto lo que tuvo que ser, en algún tiempo, una pequeña cantera. Tomamos el camino de la izquierda, el que se ve como principal y empieza una cuesta más empinada, donde a veces el camino se hace un poco dificultoso para los niños (pero siempre accesible) debido a los surcos creados por las ramblas de agua de lluvia, fundamentalmente.

La subida que nos pareció larga, sobre todo por el bochorno que hacía, a pesar de las nubes, y porque todo el terreno está despejado de árboles y no hay una sola sombra donde cobijarse en muchos metros. Pronto, llegamos a una pequeña casa junto a unos cultivos, que se puede franquear por el lateral. Esa zona nos gustó, por el frescor de los pinos. Pero ya las nubes empezaron a amenazar.

El siguiente tramo es más frondoso y fue lo que más nos gustó... Pero apenas a unos 50-100 metros de la cima, nos cayó una tormenta fuerte que nos obligó a refugiarnos bajo un árbol. Cuando pasó el chaparrón, decidimos que era mejor regresar: no queríamos arriesgar a las niñas a un resfriado, porque nada nos hacía presagiar que aquello fuera sólo que un chubasco aislado (de hecho, cuando bajamos, hasta salió el sol...).

También esta vez se quedó nuestra subida en un intento y nos quedamos sin el premio de la espectacular visión del mirador... Tendremos que dejarlo para la próxima...

Aquí dejamos las fotos. No te pierdas la espectacular foto de la araña, tomada literalmente bajo la lluvia...

1 comentario:

senderosdecartagena dijo...

Whoo!! alucinante la foto de la araña