Blog de Senderismo en Familia en Cartagena

Empezamos a hacer senderimo para fomentar nuevas experiencias vividas en familia en un entorno de Naturaleza; tener recuerdos comunes que unan a la familia; buscar un hobby común que nos guste practicar juntos; rescatar rincones cercanos pero desconocidos... ¡y mantenernos en forma! El objetivo de este blog es registrar y dar a conocer las diferentes rutas que hay en nuestra Región de Murcia, para practicar en familia el senderismo de forma sencilla, incluso con los más pequeños. Todo ello, de la mano de la familia Richart-Rodríguez.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Cabezo Gordo

La visita al Cabezo Gordo había sido "acordada" durante la semana. En una visita escolar a este espacio tan sorprendente como naturalista y arqueológicamente importante, supe que ese mismo domingo se realizaba una abatida sobre todo el monte. El objetivo era publicitar este entorno, cercano a Torre Pachecho, y hacer una limpieza de todo el Cabezo. Para ello, se organizó esta Jornada de Limpieza (ver noticia), con juegos, una ruta de senderismo y camisetas y bocatas gratuitos para todos. Y a ella nos unimos, junto con la familia de Antonio y Raquel (en pleno) y la familia de Curro y Cati (una parte).

Para llegar, nos hicimos un poco de lío, aún con el GPS... Pero esta información puede ayudar: El Cabezo Gordo se sitúa en el término municipal de Torre Pacheco, entre las pedanías de Balsicas, al Noroeste, San Cayetano, al Noreste y Dolores de Pacheco, al Sureste. Si venimos desde el sector Sur del Campo de Cartagena conviene llegar a San Javier para así dirigirnos hacia Dolores de Pacheco y desde allí accederemos por caminos de servicio a las proximidades del monte. Si nuestra procedencia es de Murcia, vendremos por la autovía del Mar Menor, que dejaremos por la salida que nos indica Dolores de Pacheco; no es necesario llegar a esta población, pues el Cabezo Gordo queda a la derecha. También podemos tomar la salida que nos lleva a Los Alcázares, y en este caso el Cabezo Gordo nos queda a la izquierda.

En esta dirección encontramos la siguiente información de aproximación: En coche desde Los Alcázares,dejar la carretera de Los Alcázares a San Javier a la altura de Los Narejos y dirección carretera comarcal Roda,Dolores de Pacheco. Hay que pasar Roda y Dolores,saliendo de este último pueblo ya vé al frente el Cabezo Gordo,la salida hacia la falda del cabezo la tiene en la S-IV,después de una caseta de transformador que hay en dirección a Balsicas a la izquierda y que en tres minutos nos lleva hasta la Sima Arqueológica de Las Palomas.

Al salir por la S-IV,camino de servicio verá un vallado de rejilla metálica que rodea la falda del Cabezo Gordo,a los pocos metros,verá la puerta de entrada al Yacimiento,perfectamente señalizada. Llame antes al ayuntamiento de Torre-Pacheco,por si se la encuentra cerrada,cosa bastante frecuente.De cualquier forma puede pasar por otro sitio.

A los ciento cincuenta metros está situado el centro de interpretación,donde puede ver el itinerario y una explicación de los hallazgos encontrados.


El Cabezo Gordo fue, en realidad, una isla con un inmenso bosque. En ella existían especies animales y vegetales que nos asombrarían: ¡se han encontrado restos de elefantes, hipopótamos, rinocerontes, caballos,ciervos y panteras! Incluso ahora, muchas de las especies que se encuentran aquí están extinguidas en el resto del Campo de Cartagena. Nos hemos enterado en esta jornada que existen varios ecosistemas: roquedo, matorral bajo, llanos pedregosos, cuevas, pinar,... junto con las especies características de cada uno de ellos. En total hay 106 especies de vertebrados, más de 200 plantas e incalculable número de invertebrados. Fuente y más información: http://www.torrepacheco.net/index.php?option=com_content&task=view&id=33&Itemid=48

Al valor ecológico de este espacio protegido, se suma el valor añadido del Yacimiento Paleolítico de la Sima de las Palomas, recientemente descubierto. Todo ello es un lugar de importancia paleoantropológica, donde se han hallado restos de Homo Sapiens, Neanderthalensis y del Paleolítico Medio (musterienses) 130.000 a 35.000 a. C.

Pero el máximo atractivo, para niños y mayores, es la cantidad de grutas que se pueden visitar (con poblaciones de murciélagos). Y la sorpresa de esta jornada es que pudimos atravesar el cabezo ¡por el interior!

La ruta que seguimos con nuestro batallón de limpieza, marcada por los monitores del Ayuntamiento de Torre Pacheco, comenzaba a la entrada del parque del Cabezo. Siguendo un sendero hacia la izquierda, pronto llegamos a la gruta del agua (que visitamos después, cuando terminamos la ruta con el grupo) y la bordeamos por su izquierda.

Al poco, tras descansar en un rellano, tomamos una vía ascendente por una rambla, que se iniciaba más o menos en forma de sendero pero que enseguida se convirtió en un sorteo de bloques de piedra durante bastantes metros y en sentido ascendente. Yo iba sufriendo por los más pequeños (que se portaron como campeones) y, sobre todo, por la "barriguita" de Raquel, porque aquello era un gran esfuerzo.

Después de cansarnos bastante, y tras pasar un tramo de sendero de tierra más empinado aún, llegamos a la cima. Y vuelta a bajar, siguiendo el sendero. Abajo, una pequeña pinada nos invitaba a quedarnos a comer... pero como íbamos siguiendo el grupo, no pudimos detenernos.

Ahora empezaba lo más interesante: ¡atravesar el cabezo por la gruta! Si creíamos que nuestras linternas eran potentes, allí quedó demostrado que cuando falta luz de forma absoluta (como sólo ocurre dentro de una montaña) sólo puedes agarrarte al pequeño halo que sale de tu mano... a veces más pequeño de lo que creías al comprar la linterna, desgraciadamente...

El trayecto por el interior de la tierra fue fantástico para todos. Los mayores, tan entusiasmados como los pequeños, en un camino muy fácil de recorrer. Antes de lo que pensábamos, el camino se fue estrechando cada vez más hasta que apareció la salida. ¡Curro casi se queda encajado allí!

El pequeño boquete daba a una bajada de piedas sueltas, bastante complicada, debido a la extracción minera que allí se ha realizado durante años.

Vuelta al plano, visitamos, ya por nuestra cuenta, la Sima de las Palomas (siguiendo el sendero marcado a la derecha). Y luego, la gruta del agua (en el sendero de la izquierda, al inicio de la ruta que seguimos con el grupo), realmente sensacional; una visita imprescindible cuando se va al Cabezo. Incluso nos atrevismos a bajar un poco por uno de los caminos que surgen justo a la derecha de donde se encuentra el agua, y pudimos sentir el cambio de la presión atmosférica y el calor, en el momento que bajas unos metros por el interior de la tierra.

Pero como allí hay multitud de grutas y te puedes perder, no quisimos explorar más. Nos volvimos a la plataforma de la entrada, que ya estaba recogiendo, nos tomamos los bocatas (que el hambre ya rugía bastante) y, medio extenuados, nos volvimos pronto a casa.

Una jornada intensa y emocionante. Y un lugar que no debes dejar de conocer.

También es importante saber que a lo largo del año se realizan diferentes Jornadas de Limpieza, y en verano se realizan actividades, tales como una Jornada de Puertas Abiertas en el Yacimiento Paleolítico de la Sima de las Palomas y una jornada de astronomía para ver las Lágrimas de San Lorenzo o Perseidas, es decir, la lluvia de estrellas fugaces. Más información sobre las actividades de verano.